Español
English
Français

Generalidades

La Sierra de Francia se halla situada en el centro del extremo sur de la provincia de Salamanca.

No se sabe a ciencia cierta de donde le viene el nombre, aunque existen tres grandes leyendas épicas cuyos protagonistas tienen origen francés, además de suponer que en torno al año 1100 la zona fue repoblada por franceses, realizada por el Conde Raimundo de Borgoña de Origen francés, yerno del Rey Alfonso VI, que llegó acompañado de un contingente de nobles franceses. o una última tesis, según la cual la Sierra de Francia recibe este nombre de su Montaña Sagrada: la Peña de Francia o Peña Franca haciendo alusión a su condición de montaña expedita.

En la Sierra de Francia el clima es suave, casi como una eterna primavera, sus paisajes son auténticamente selváticos, en los que se mezcla una tupida vegetación de tipo mediterráneo y Atlántico con resaltes rocosos de formas acantiladas y pedregales, todo ello sobre un suelo muy accidentado.

Los ríos, arroyos, fuentes, manantiales... tienen el agua tan pura y cristalina que invitan en el buen tiempo a darse un refrescante chapuzón o a beber de cada una de las fuentes que encontremos en nuestro camino.

Existen restos de vida en esta zona desde la Edad del Bronce, pasando por ella vettones, romanos, judíos, etc. dejándonos una arquitectura popular morisca de piedra, barro y madera, con calles intrincadas; y unas costumbres y tradiciones con sabor antiguo, muy arraigadas, y fiestas y celebraciones llenas de significado ancestral.

Podemos encontrarnos en nuestra visita ermitas,conventos y monasterios que son centro de arraigada espiritualidad; sendas y caminos viejos increíblemente bellos para pasear; una gastronomía natural de gran calidad basada en alimentos como el aceite de oliva, el vino, el queso de cabra, la miel, los embutidos, las castañas, etc.

Todas estas cosas y otras que el turista podrá descubrir forman el encanto de la Sierra de Francia, un lugar turístico de calma y relax para viajeros de calidad.



⇑subir